Ultramaratonista amputada, una completa motivación, corre 161 kms en cinta en un día.



Que no exista excusa alguna para seguir adelante y lograr los objetivos. Jacky es una verdadera guerrera.

La estadounidense Jacky Hunt-Broersma, superviviente de cáncer y amputada de una pierna, completó el reto en su casa el fin de semana del 26 de abril, parando solo para alimentarse, hidratarse e ir al baño. Le sobraron 20 minutos de un día entero.

La Ultra Runner amputada Jacky Hunt Broersma posa con su cinta de correr, donde corrió 100 millas.

El pasado 26 de abril, Jacky Hunt-Broersma se convirtió en la primera corredora amputada en correr 100 millas (160,9 kilómetros) sin parar en una cinta de correr. Y además lo hizo en menos de 24 horas. La ultrafondista, que también ha sobrevivido a un cáncer, documentó todo en Instagram e incluso retransmitió en directo en esa red el último kilómetro y medio.


El esposo de Hunt-Broersma filmó el final de la carrera de su mujer, mientras ella seguía hablando. "¿Sabes cómo estarte quieta en el suelo sin mover las piernas", le preguntó. "¡No", contestó ella. Paró el cronómetro del reloj antes de apagar la cinta una vez superadas las 100 millas. "¡Para eso! ¡Bájate, bájate!", le pidió su marido, mientras ella se volvía hacia la cámara y agradecía a todos el apoyo en la distancia.


Hunt-Broersma compartió una foto suya sentada en la cinta y parecía sorprendentemente tranquila para acabar de pasarse casi un día entero corriendo. "¡Lo hice! 100 millas en 23 horas y 38 minutos en una cinta de correr. Esta es, con mucho, la cosa más difícil que he hecho. Me veo un poco cansada en esta foto. Todo duele. Mi muñón está magullado y lleno de ampollas y me estaré arrastrando por un tiempo, pero valió la pena", escribió



En su publicación, Hunt-Broersma agradeció a las personas que le animaron en la distancia, y a sus amigos que aplaudían a la puerta de su casa. "Algunos preguntaron si la cinta se apagó tras un cierto tiempo y me alegra decir que no. No se detuvo, aunque ahora tiene algunos chirridos", explicó.


Previamente, había explicado en una publicación sus planes: no parar de correr excepto para avituallarse y viajar al baño.


"Originalmente, el plan era dar vueltas en el vecindario, pero con el distanciamiento social y la zona llena de paseantes iba a resultar difícil evitar cruzarme con más personas, así que decidí correr las 100 millas completas en la cinta", explicó. "Seré la primera amputada en correr 100 millas sin parar en una cinta de correr. Debo de estar loca". Y luego celebró tomando una gran coma de vino.



Salud por ella y la asombrosa motivación y admiración que brinda su historia y espíritu de coraje y valentía. Sin excusa alguna.


Runner's World España




83 vistas

Derechos Reservados 2017 © Revista Exotic Sports