¿Sabes cuándo es mejor usar frío o calor para una lesión o luego de un duro entrenamiento?

Antes de comenzar con este articulo quiero dejar bien en claro que, si recibes un golpe o una torcedura debes aplicar solo frío durante las primeras 48h a 72h, pero cuando se trata de dolor de espalda siempre es mejor calor, a la espalda no le cae muy bien el frío, pero aun así todo depende de la situación en que nos encontremos, por eso voy a dejar algunas recomendaciones para que puedan tomar una mejor decisión luego de un entrenamiento fuerte, una competencia, algún golpe o caída que hayas tenido y siempre consultar primero a tu fisioterapeuta o profesional en salud.

Algunas lesiones mejoran más con el frío, otras con el calor o inclusive se pueden combinar ambas, pero antes de seleccionar alguna, primero debes tener ciertas cosas claras.

¿Cuándo aplicar frío?


Siempre después de una fuerte caída, alguna torcedura, un golpe, un ¨tirón¨ muscular, luego de un entrenamiento ¨bestial¨ intenso o muy largo.

Debes tener en cuenta el no aplicar hielo directo en la zona ya que esta puede quemar la piel, ojo mucho cuidado con esto.


¿Cómo aplicarlo?


Generalmente entre 10 y 20 minutos, la sensación debe ser de frío extremo y según la temperatura en ocasiones basta con 5 minutos. Cuando se trata de una lesión reciente, debes aplicarlo durante las primeras 72h de forma intermitente, puedes aplicar frío un promedio de 15 minutos cada 4h, pero si lo que deseas es recuperarte de una sesión intensa de entrenamiento puedes sumergirte completamente en agua helada un promedio de 10 minutos.


¿Qué efectos buscamos con la aplicación de frío?


  • Disminución del dolor

  • Vaso-constricción

  • Disminución del espasmo muscular


Formas de aplicar


  • General: Sumergirse cuerpo completo en agua helada.

  • Local: Más recomendable para lesiones (Bolsas con hielo, compresa fría, Masaje con hielo)

Recuerda nunca aplicar frío en heridas abiertas, existen varias contra-indicaciones para la aplicación de frío así que si tienes alguna duda siempre mejor consultar a un profesional.


¿Cuándo aplicar Calor?


Es mucho más recomendable el uso de calor en dolores musculares o articulares donde no haya una inflamación o hinchazón de la zona. Por ejemplo, una contractura muscular o para aliviar un dolor articular (Lumbar, rodilla, etc.). La aplicación de calor tiene un efecto relajante, confortable y mucho más duradero siempre y cuando no tengas una ruptura muscular, de ligamentos o inflamación de la zona, de lo contrario seleccionar siempre aplicación de frío.


¿Cómo aplicarlo?


Para recibir el efecto beneficioso del calor, la temperatura del material ya sea líquido, semilíquido, gaseoso o solido debe estar a mucho mayor temperatura que la del organismo, pero ojo, mucho cuidado con quemarse la temperatura también depende de la sensibilidad térmica que tengas.


Las aplicaciones de calor varían de 15 a 30 minutos según la zona a tratar, en ocasiones el efecto relajante del calor puede producir mareos por baja tensión principalmente cuando se aplica en espalda o zonas cervicales.


Cuando se trata de aplicar calor, es mucho mejor hacerlo de forma intermitente, personalmente recomiendo mejor aplicar 15 minutos luego esperar que el cuerpo recupere su temperatura normal para volver a aplicar 10 minutos, recuperar nuevamente y por ultimo 5 minutos o solamente 10min, recupera y otros 10min. Depende mucho de la preferencia.


¿Qué efectos buscamos con el calor?

  • Disminución de la presión arterial

  • Vasodilatación

  • Efecto sedante

Formas de aplicar


  • General: Baños sauna, Jacuzzi, duchas calientes.

  • Local: Compresa Caliente, paños húmedos calientes.

Para lesiones es recomendable siempre aplica frío durante las primeras 72h (Ver aplicación de frío en parte superior), y una vez pasado este periodo entonces se puede comenzar a buscar los efectos beneficiosos del calor, sin embargo, si aún persiste hinchazón o inflamación entonces es totalmente contraindicado aplicar calor.


¿Se puede combinar Frío y Calor?


El frío y calor se puede combinar perfectamente para conseguir los beneficios de ambos, en este caso le llamaríamos contrastes y su forma más correcta de aplicar es en el siguiente orden (caliente, frío, caliente, frío) es decir comenzamos con calor y terminamos en frío, pero si vienes de un entrenamiento fuerte y tu cuerpo aún conserva el calor del ejercicio entonces puedes comenzar con frío, luego cambiar a calor y siempre terminar en frío.


¿Que buscamos con el contraste?


Principalmente promover la regeneración de tejidos.


Forma de aplicar contrastes


Lo más recomendable es comenzar con 5 minutos de calor por 2 minutos de frío y puedes hacer de 3 a 5 rondas, pero recuerda siempre terminar con frío.



597 vistas

Derechos Reservados 2017 © Revista Exotic Sports