Porque combinar la actividad física y la naturaleza es lo mejor para los niños




Hasta hace poco que todos los niños, de unas tres generaciones atrás jugaban felices en los cafetales, los trillos, montano bicicleta y jugando quedo, activos a mas no haber, caminar a la escuela era habitual y jugar hasta que daba la noche era natural, pero los tiempos han cambiado y la tecnología, el televisor y los vídeo juegos han sustituido esas tardes de movimiento por niños mas sedentarios, y a pesar que los tiempos ya no son los mismos mantenerlos en actividad física es nuestra tarea como padres y adultos no solo para darles salud y calidad de vida, si no tambien para fomentar valores, contacto con la naturaleza y otro tipo de aprendizajes que solo el aire libre y la convivencia sana dan.





El contacto con la naturaleza resulta beneficioso en todos los aspectos de la vida de los niños.


 No sólo ayuda a prevenir la obesidad, reducir el estrés y aumentar la autoestima, también incrementa la concentración y el rendimiento escolar. Además, las funciones cognitivas, habilidades sociales, aptitudes de liderazgo y colaboración, capacidad pulmonar, respiración, apetito, descanso, y respeto por el medio ambiente mejoran considerablemente si pasamos más tiempo al aire libre. 




Existen cada vez más estudios científicos con resultados concluyentes que avalan estas afirmaciones. A este respecto destacan los trabajos de Francés E.Kuo, directora del Landscape & Human Health Laboratory de la Universdad de Illinois (EEUU), que lleva más de una década estudiando junto a su equipo la relación directa entre naturaleza y salud. Según Kuo “un paseo por el parque es más que una buena manera de pasar la tarde. Es un componente esencial para una buena salud”, y añade que "así como los animales de laboratorio que viven en ambientes ajenos a su hábitat natural sufren alteraciones y trastornos que afectan a su funcionamiento social, a las personas les ocurre lo mismo".  


Por otro lado, desde hace un tiempo se practican en Japón los llamados "baños de bosque", Shinrin-Yoku en lengua nipona, que consisten en vivir la experiencia de caminar a través de bosques centenarios mientras se conecta e interacciona de manera lenta, densa e intensa con el entorno a través de los cinco sentidos. Estos "baños de bosque", que siempre se han de llevar a cabo bajo la supervisión de un experto, no tan sólo nos benefician por el hecho de realizar una actividad en la naturaleza, sino que se están utilizando también para mejorar la situación de personas con determinados problemas de salud.


La escuela y la familia son los dos ámbitos en los que el niño pasa más tiempo a lo largo de su infancia. Por ello, es importante que la naturaleza esté presente en ambos. En el contexto escolar, un revolucionario concepto de enseñanza se está implantando progresivamente en el centro y norte de Europa, son las Bosque escuelas.





Pero sus beneficios no son solo a nivel cognitivo, social, y físico sino tambien las relaciones entre los progenitores y los niños se fortalecen mientras disfrutan y comparten de un entorno natural, incluyendo la actividad física, ese acercamiento crea un vinculo con actividades que los niños recordaran siempre, cuantos no recordamos ir de pesca, de caminatas o de camping con familia y amigos son experiencias y anécdotas que se quedan por siempre.


ademas de todo lo anterior mencionado crear la disciplina y el habito de la actividad física y el deporte genera en los niños a futuro un mayor acercamiento y así mismo ser adultos mucho mas activos y apasionados.


No olvides darles la mejor herencia a tus hijos, y eso son momentos invaluables y salud.


Puedes ser parte de las actividades Exotic Kids donde fomentamos la participación e los niños en la actividad física y la naturaleza de manera segura.


39 vistas

Derechos Reservados 2017 © Revista Exotic Sports