“Las bicis son el nuevo papel higiénico” las ventas se disparan en Australia






Al rededor del mundo los gobiernos impulsan el uso de bicicleta frente a la pandemia como medio de transporte.

“Tenemos que trabajar en un turismo más sostenible”COVID-19 y ciudades: “No daremos un paso atrás para permitir que el coche recupere terreno”AMBE pide unir fuerzas a todo el sector de la bicicletaMadrid y Sevilla reabren sus sistemas de bicicleta compartida Canyon


Endurace la primera Canyon eléctrica de carretera“Saldremos de esta crisis como de la anterior: con ganas e ilusión” (webinar sobre cafeterías y restaurantes ciclistas)El Gobierno quiere fomentar el uso de la bicicleta tras el confinamientoCómo se reinventan las ciudades por el COVID-19



Australia está viviendo un crecimiento sin precedentes en la venta de bicicletas, que muchos creen que se reproducirá en todo el mundo.


Tenemos claro que será un gran beneficio, económico, que también impactará la salud de la mejor manera y una buena forma de prevenir contagios.

En Australia, los minoristas están sorprendidos con el auge de las ventas desde que entraron en vigencia las restricciones de coronavirus el mes pasado.


“No podemos seguir el ritmo de las ventas. Literalmente, el teléfono está sonando sin parar”




“Somos el nuevo papel higiénico, y todos quieren una”, ha declarado al diario The Guardian Grant Kaplan, gerente de Giant Sydney, una de la tiendas más grandes del centro de la ciudad. “No podemos seguir el ritmo de las ventas.


Según relata el diario británico, al principio de la crisis los trabajadores de esta tienda estaban preocupados de que las restricciones de Covid-19 los dejaran sin trabajo. Pero pasada una semana del cierre, la tienda estaba haciendo turnos extra debido al aumento en las ventas de bicicletas. Tanto, que la tienda ha tenido que dejar de prestar servicio de taller, una fuente importante de ingresos, porque sus mecánicos se están centrando en la venta. Giant Sydney está facturando diariamente cantidades que superan los 20.000 euros.


“Muchos clientes nos dicen que querían usar la bicicleta, pero que hasta ahora no tenían el tiempo ni la motivación”, cuentan sus responsables. “Las familias están cansadas de caminar a todas partes como forma de ejercicio. Los niños van a casa desde la escuela o están siendo educados en casa. Si todo ello lo haces en bicicleta, además de estar practicando una actividad física que es buena para tu salud, también estás manteniendo la distancia social”.


Según explica el responsable de Giant Sydney, “ha surgido el escenario ideal. La gente tiene más tiempo, los gimnasios están cerrados, las piscinas están cerradas. Así que… ¿por qué no comprar una bicicleta?” Eso, en lo que se refiere al deporte. Muchos auguran un segundo repunte en la venta de bicicletas una vez la gente regrese masivamente al trabajo



“y no quieren arriesgarse a tomar el transporte público”. En Sídney, el uso del transporte público se desplomó un 75% durante el mes de marzo, según Transport for New South Wales. Se trata del menor número de personas que utilizan la red en casi un siglo.


Esto es un futuro prometedor y un impacto positivo entre tanta incertidumbre.




108 vistas

Derechos Reservados 2017 © Revista Exotic Sports