La sirena del hielo. Nadó a 4560mts de altura, en agua a 10°C en el Lago Chungara



Lo volvió a lograr la campeona chilena de aguas Gélidas, es la primera en cruzar el lago Chungara.


La asombrosa nadadora que atesora más de 10 medallas solo el 2019 logradas en Siberia, Barbara Hernández superó un helado reto a finales de noviembre en 2horas y 11 minutos con un frío extraordinario, en el lago Chungara a 4560 metros de altura.


Ella es consolidada como la número uno en el ranking de aguas gélidas por dos años consecutivos, disciplina que practica desde 2014 cuando aceptó el desafío de nadar en el glaciar Perito Moreno, en la Patagonia Argentina. En febrero volvió a destacar al proclamarse Campeona del mundo en los 1000 metros libres en agua a una temperatura de 5,4 °C.




"Han sido días de muchas emociones, y aún no tengo cómo explicarles el frío que sentí o cómo me obligué a mantener la cabeza presente, sin mi equipo jamás lo hubiese logrado. Ellos son fundamentales en cada fase de la preparación y planificación, a ellos a ojos cerrados les confío mi vida.



Ellos saben cómo pienso, saben lo que necesito, saben que jamás es para mí una opción abandonar y que si todo va mal sólo a ellos les permitiría sacarme del agua. Aceptan mis cábalas y que al terminar siempre siempre quiera sujetar nuestra bandera.


Les amo profundamente porque saben que trabajamos juntos por lograr lo imposible, y que juntos lo logramos, también porque saben cuánto significa cada nado y lo que podemos transmitir con ellos.



Jamás le pregunto a nadie si cree que  mi siguiente desafío será posible.

Porque si existe la más mínima posibilidad iré por ello y si lo veo es porque me está llamando. A mi equipo lo que sí le pregunto es cómo trabajamos juntos para lograr el propósito, cada uno desde su experiencia y compromiso, pero por sobretodo por su calidad humana, por eso son imprescindibles para mí.


De cada uno de ustedes es el cruce de nuestro Chungará de 7600 mts nadados a 4560mts de altura, agua a 10°C y viento malévolo del Altiplano que me congelaba los pulmones sin tregua alguna.  La aventura lograda es vuestra."


Comentó la nadadora en sus redes luego de su extraordinaria llegada.


Vaya que esto es tener temple de hierro mental y física y una adaptación al frío increíble.



32 vistas0 comentarios