La jueza de línea cayó al suelo tras el golpe. El número uno se queda fuera.




ImagenREUTERS Image caption


La jueza de línea cayó al suelo tras el golpe. El número uno se queda fuera.


El tenista serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, fue descalificado del Abierto de Estados Unidos por dar un pelotazo a una jueza de línea.

El incidente ocurrió en el encuentro en el que Djokovic se enfrentaba al español Pablo Carreño, en el Grand Slam neoyorquino.


Cómo los bombardeos de 1999 definieron la carrera del serbio Novak Djokovic, el número uno del tenis mundial.

Después del undécimo juego del primer set del enfrentamiento de octavos de final, Djokovic golpeó involuntariamente a la jueza tras perder un punto que suponía el 'break' del tenista español.

El gesto del tenista, aparentemente de frustración, acabó con la jueza de línea en el suelo.

En las imágenes, se ve cómo el tenista saca una pelota de su bolsillo y la lanza hacia atrás, sin mirar hacia el lugar en el que la jueza se encontraba, que recibió el impacto en la garganta y cayó de rodillas.


El serbio acudió rápidamente a pedirle perdón y preocuparse por su estado.


La jueza de línea recibió el impacto en la garganta. No obstante, el incidente desató una discusión con los gestores del torneo y el deportista, que se saldó con su descalificación.


En un comunicado en Twitter, el Abierto de Estados Unidos explicó que Djokovic había sido descalificado "en base al reglamento de los Grand Slam, y tras sus acciones de dar un pelotazo intencionalmente de manera peligrosa o imprudente en la pista, o golpear una pelota con una indiferencia negligente de las consecuencias".

Tras el incidente, Djokovic pareció defenderse en una larga conversación en la red con el supervisor del Grand Slam neoyorquino Andreas Egli y el ábitro del Abierto, Soeren Friemel, si bien acabó aceptando la decisión y dio la mano a su contrincante, Carreño Busta.


El serbio abandonó el estadio sin ofrecer su habitual rueda de prensa, pero más tarde pidió disculpas en sus redes sociales y dijo sentirse "realmente triste".

"Toda esta situación me ha dejado realmente triste y vacío. Consulté por el estado de la jueza de línea y (la organización) del torneo me dijo que gracias a Dios ella se sentía bien.




Lamento mucho haberle causado tanto estrés. Tan involuntario. Tan equivocado. No revelaré su nombre para respetar su privacidad", escribió Djokovic en su cuenta de Instagram.


En cuanto a la descalificación, necesito trabajar en mi decepción y convertir todo esto en una lección para mi crecimiento y evolución como jugador y ser humano. Pido disculpas al torneo usopen y a todos los asociados por mi comportamiento. Estoy muy agradecido con mi equipo y mi familia por ser mi gran apoyo, y con mis seguidores por estar siempre conmigo. Gracias y lo siento mucho", añadió.