Insultan al triatleta Kini Carrasco durante su entrenamiento. "¡A ver si te caes manco!"




Insultan y ponen en peligro al triatleta Kini Carrasco mientras se entrena en bici: "¡A ver si te caes manco!


Una pandemia que tienen a muchos en sus peores días emocionales e incluso con menos humanidad.


Insultan a los atletas mientras entrenaban: "Nos hemos sentido como delincuentes"


El triatleta paralímpico Kini Carrasco ha denunciado en sus redes sociales que le han "llamado de todo" mientras entrenaba, o trataba de hacerlo, con la bicicleta. El extremeño, que es DAN (Deportista de Alto Nivel) puede entrenar sin restricciones horarias, siempre dentro de los límites de la provincia en la que reside.


Este viernes era la segunda vez, desde que se les permite entrenar en cualquier horario, que no lo hace a partir de las 20:00.


Los hechos se han producido cuando Carrasco se encontraba en la salida de Cáceres carretera de Badajoz sobre las 17:30 horas, en una circunvalación en la que apenas había autos. Estaba lloviznando cuando, de repente, un carro se le cruza poniéndolo en peligro. "Se me ha cruzado textualmente delante, diluviando, y yo sólo tengo un brazo. Iba uniformado de España de arriba abajo, con la equipación como cuando compito para que la gente se dé cuenta de que soy profesional. Los dos días que he salido fuera de las horas en las que el resto sale a hacer deporte lo he hecho así, con la equipación. 'A ver si te caes, manco', me ha dicho.


La pena es no haber tenido una mano libre para poder hacerle una foto o coger la matrícula porque me podía haber hecho caer. La verdad es que te da miedo", reconoce.



Me habré cruzado en total con 15 coches y ha habido seis que me han dicho algo" Kini Carrasco, triatleta paralímpico. Una indignación total.

Kini Carrasco se suma a la lista de deportistas a los que insultan cuando están entrenando fuera de las horas establecidas para que la gente salga a hacer deporte (06:00-10:00 y de 20:00 a 23:00), si bien ellos son deportistas de alto nivel y pueden salir a cualquier hora. Los atletas Javi Guerra, Carlos Mayo, Ignacio Fontes o Cristina Lara Pérez también denunciaron que fueron insultados por la gente e incluso se sintieron como delincuentes. De hecho, el maratoniano Guerra anunció poco después que sólo saldría a entrenar en los horarios permitidos para todos.


El Consejo Superior de Deportes expresó su contrariedad ante los insultos sufridos por Kini Carrasco. En un tuit publicado este sábado en su cuenta oficial, el CSD asegura que es "intolerable" e "insoportable" lo sufrido por Carrasco. Él tiene claro que no va a dejar de salir a entrenar en las horas que puede hacerlo por su condición de deportista de alto nivel. "Mañana por la mañana voy a salir otra vez. No me han parado en mi vida muchas cosas peroes, no me va a parar ahora este tipo de gente. Otra cosa es que por un repunte de contagios me volviese a quedar en casa, pero por cuatro tontos no lo voy a hacer", dice convencido.


No entiendo por qué en Cáceres, por ejemplo, "puedes ir a una terraza a comer un café y la gente no entienda que los deportistas profesionales podamos salir a entrenar, que es nuestro trabajo". Un trabajo, que de momento, hace sin un objetivo a corto plazo. "A nivel nacional puede que haya algo para octubre, pero a nivel internacional se habla de marzo", explica.


Hasta que pudo salir a entrenar el primer día, Carrasco pasó 52 días en casa, de los que sólo salió en dos ocasiones para hacer la compra. Durante casi estos dos meses, entrenó como pudo el triatlón. La natación en su piscina, la bici en rodillo y corriendo, como no tenía cinta, alrededor de su patio. Reconoce que el primer día que salió de nuevo en bici sintió una sensación rara.


"Hice una transición. Hora de bici y luego a correr 30 minutos. Sentí sensación de inestabilidad porque en el rodillo no tengo para estár fijo. Pero dos meses allí y tienes que buscar otra vez la estabilidad con un solo brazo... Pero fue maravilloso recuperar la sensación de libertad, sentir el aire en la cara", dice.

Ha participado en tres Juegos Paralímpicos

El triatleta extremeño perdió el brazo izquierdo en 1985, durante un accidente de tráfico. Carrasco iba con un amigo en la moto a pescar al río Salor cuando un coche se precipitó sobre ellos. Apuntaba maneras en el baloncesto, pero aunque siguió jugando, se truncó su sueño de ser profesional. El deporte me ayudó a sentirme útil", contaba a MARCA hace tiempo. "Tras jugar mi primer partido de baloncesto supe que el deporte me iba a salvar la vida, como así ha sido". Y al año siguiente, se enteró de que existía el deporte paralímpico y comenzó a practicar atletismo.


Seúl 88 fueron sus primeros Juegos. Allí participó en las pruebas de velocidad, tanto en 100 como 200 metros. Cuatro años después participó en los de Barcelona 92. Acabó noveno en los 100 metros (TS4). Los de Sidney 2000 fueron sus últimos Juegos y en ellos logró un diploma en el relevo 4x100 con un cuarto puesto. Consiguió la mínima para los siguientes, pero por decisión técnica se quedó fuera.


Entonces lo dejó y empezó a correr maratones populares. Se apostó con su amigo y también atleta Javi Conde que bajaría de 3:30 y en la primera que disputó en Madrid hizo 3:28. En 2009 dio el salto al triatlón, deporte en el que ha conquistado una plata europea (2017) y cuyo mejor puesto en un Mundial fue un quinto en 2017.


Ahora está inmerso en la clasificación para sus cuartos Juegos Paralímpicos. El sueño es estar en Tokio, aunque esta vez en triatlón.

Fuente Diario Marca








258 vistas

Derechos Reservados 2017 © Revista Exotic Sports