Higiene postural para un excelente teletrabajo







Sin duda muchísimo han sido los que aumentaron el teletrabajo en casa desde hace meses con la pandemia, pero con esto también incrementaron las lesiones agudas y crónicas tanto de cuello, como espalda, columna, y hasta mal dormir.


La importancia de una buena, correcta y saludable postura es fundamental a toda hora y en cualquier actividad pero más si se está de 8 a 10 horas en la misma posición.


Una correcta postura en teletrabajo sin duda nos aliviará de una gran lista de problemas físicos, y es que la importancia de la higiene postural no es tan tomada en cuenta como se debería, así que si eres un teletrabajador este artículo será de una gran ayuda.


Empecemos conociendo que es la higiene postural


"La higiene postural es el conjunto de normas, cuyo objetivo es mantener la correcta posición del cuerpo, en quietud o en movimiento y así evitar posibles lesiones aprendiendo a proteger principalmente la columna vertebral, al realizar las actividades diarias, evitando que se presenten dolores y disminuyendo el riesgo de patologías. "


Que problemas se pueden desencadenar al tener malas posturas y trabajar sentado de una forma inadecuada.


Los movimientos repetitivos y las posturas forzadas son capaces de generar ciertos daños comunes como:


  1. Lesiones y dolores en los hombros y cuello

  2. Dolores focalizados en los dedos y las muñecas de las manos

  3. Dolores de espalda y lumbares

  4. Dolor y problemas en el nervio ciatico

  5. Adicionalmente, se pueden presentar otro tipo de lesiones músculo esqueléticas causadas por una mala postura



Un estudio elaborado por la Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas, afirma que la variación de posturas puede incrementar o disminuir el peso que carga el disco intervertebral. Cuando una persona está de pie, la carga equivale a un 14%, a diferencia del 60% que se tolera cuando alguien está sentado.



Conociendo todos estos factores negativos busquemos la prevención


Recomendaciones para un correcto teletrabajo


1.Detectar los síntomas a tiempo: Señales como cosquilleos, hormigueos o entumecimiento en alguna parte del cuerpo son un llamado de atención para buscar ayuda por un profesional en terapia física, y así evitar que la lesión pase a ser crónica por no prestarle atención adecuada.


2. Adaptación de un sitio de trabajo adecuado:

Usar una silla cómoda, es recomendable agregar un pequeño cojín y ubicarlo en el respaldar, alrededor de la parte inferior de la espalda para mantener su curvatura fisiológica. También es importante que los pies toquen el suelo.


Pantalla a la altura adecuada: El monitor debe estar al nivel de los ojos, sino podría ocasionar problemas en el cuello.


Escritorio confortable: La mesa debe tener una altura correcta, que permita colocar los pies sin obstáculos y ubicar las piernas en un ángulo de 90 grados al igual los hombros y espalda de manera cómoda y correcta.


Ambiente cómodo y armonioso nos hará más eficientes y con mejores posturas.


3. Pausas y cambios de posturas: Es necesario interrumpir las actividades cada 30 minutos como mínimo para tomar una pequeña caminata, relajar los músculos, estirar, tomar agua y prevenir lesiones. Estos descansos cortos permiten a la persona cambiar de postura y garantizar un bienestar a su salud.


4. Realizar ejercicio físico: Adicionalmente es necesario hacer actividad física por lo menos 30-40 minutos cada día durante la semana.


5. Una buena alimentación e hidratación también serán de gran ayuda física y emocionalmente incluso para mejorar la concentración y la salud de músculos, articulaciones y tendones.




No olvides consultar a un especialista y mejorar la salud de tu postura para evitar molestos dolores.





38 vistas

Derechos Reservados 2017 © Revista Exotic Sports