Eres un deportista sedentario? si no lo sabes descubrelo aquí, aprende también como evitarlo ser.


Salimos a entrenar por aproximadamente una hora.

Debido a los trabajos contemporáneos, salimos de la casa, nos montamos en el carro, luego de más o menos una hora, llegamos a la oficina. Escaleras eléctricas o ascensor y nos sentamos por ocho horas frente a un ordenador. Regresamos a casa una hora después a ver tv sentados en un sofá, nos acostamos ocho horas y entrenamos otra hora.

Esto significa una hora de actividad y veintitrés inactivos.

Algo muy diferente a los trabajadores agrícolas, entre otros.

Durante “treinta y pico” de años viajé en bicicleta al trabajo, distancias en promedio de doce kilómetros diarios, y por ser educador físico, me obligaba a mantenerme activo durante mi jornada laboral.

Ahora los comentarios habituales.

  • Si viajo en bicicleta, no tengo donde bañarme.

  • No hay parqueo para bicicletas.

  • Y si llueve.

  • Si tengo que transportar un ordenador.

  • Podemos imaginarnos más comentarios.


Expongo mi caso.

Las instituciones en donde laboré siempre estaban hacia abajo, salía de la casa cuesta abajo o en plano, no llegaba sudado.

En las escuelas o colegios siempre encontraba en donde guardar la bici. Aunque sea en el aula, en las veinte instituciones diferentes, tanto públicas como privadas, sólo una vez un director me reclamó por la bici, le pedí que me lo diera por escrito, y murió el asunto.

Si llueve, existen capas, la idea es hacerse visible para los carros, focos delanteros y traseros, capa o chaleco reflectivo y extremo cuidado, el rodamiento y los frenos funcionan diferente mojados.

Un ordenador, los que no trabajan en educación, no saben que tenemos que comprar nuestro propio ordenador, además de otros materiales. La compu la guarda en una bolsa plástica y en una mochila con compartimiento para la misma, no hay problema.

Algo que me han contado.

El caso de un odontólogo que compite en triatlones, trabaja en un hospital privado, me dijo que le estaban cobrando un alquiler aparte, por usar un baño, y si lo necesitaba ya que llegaba sudado.

Un cajero de un banco estatal que no lo dejan guardar la bicicleta en el parqueo del edificio.

Una maestra que no puede manejar la bicicleta con los zapatos de trabajo y le da pereza llevar otra ropa, para cambiarse el uniforme de ciclista.

Supongo, conocen algunos otros casos…

Partimos de que de ninguna manera podemos viajar al trabajo en bicicleta, está la opción de llegar corriendo, por suerte cada día veo más personas viajando al trabajo trotando y con una pequeña mochila, las excusas, perdón, problemas aparte del parqueo son los mismos, donde me baño, si llueve, si me roban el ordenador…


Un comentario al margen, en este país la obesidad infantil es altísima. Aparte de la mala alimentación, noto un problema de los últimos años, los niños viajan en “buseta” a la escuela o colegio. Si vivo a un kilómetro del centro educativo y el curso lectivo tiene doscientos días. Y el muchacho recorre esos dos kilómetros diarios sentado en el vehículo, se le están negando caminar cuatrocientos kilómetros al año. Señores padres, señoras madres: ¿cuando reponen ese kilometraje?

Si no podemos viajar en bicicleta ni corriendo, sin importar el motivo.

Seguimos con las veintitrés horas diarias de sedentario.

Antes de los carros, no había mas remedio que caminar. Ese ejercicio de baja intensidad

Hay otra opción. Dejar el carro un poco más largo del trabajo, bajarnos del bus un poco antes y caminar, usar las escaleras en vez del ascensor, tomar café o usar el baño en un lugar más distante. La idea es caminar 10.000 pasos cada día.

Antes de correr debemos aprender a CAMINar todos los días de tu vida. Al menos 10.000 pasos. Cuantos más mejor.

En realidad, podemos realizarlo. No vamos a llegar el primer día y completar la cantidad de pasos. Vamos poco a poco. “Despacio pero con buena letra”…

Aquí podemos utilizar alguna app de los teléfonos. Recomiendo la que uso Google Fit, además de ser gratuita es muy exacta. Otra idea es comparar un Podómetro mecánico, ese es pequeño y se pone en la pretina del pantalón o la enagua.

Hace muchos años allá por los años 70s, los usábamos para calcular las distancias de los entrenamientos. El podómetro sólo nos cuenta los pasos, por lo que había que medir la distancia que abarca cada paso.

Medimos 100 metros, corremos y usamos el marcador, lo hacemos unas 5 veces para tener más exactitud.

Por ejemplo:

1. vez 98 pasos

2. vez 99 pasos

3. vez 98 pasos

4. vez 97 pasos

5. vez 97 pasos

Sumatoria 489

489/5 = 97,8

Cada 100 metros los recorremos con 98 pasos. O sea 100/98 = 1,02 un metro, dos centímetros cada paso. Para calcular cada kilómetro nos marca 1020 pasos.

Eran otros tiempos, además, había que tomar en cuenta el desnivel, las cuestas muy paradas hacen el paso más corto y los descensos más largos. Ahora es más fácil con el GPS. Esto es otro tema aparte.

Lo que estamos es en la parte de lograr los 10 mil pasos al día. Actualmente estoy en 12 mil cada día.

Si dejamos el carro unos 500 metros antes del trabajo, ida y vuelta es 1 kilómetro, en lugar de subir 2 pisos en escaleras automáticas o ascensor lo hacemos por las escaleras normales, vamos al baño de la otra esquina, tomamos café en el piso de abajo, ahí vamos sumando pasos… Llegamos a la casa y sacamos el perro a caminar. Si no tiene perro, salga solo, jaja.

Claro, la idea no es sólo caminar, sino estar activo. Los humanos estamos diseñador para movernos. Si estamos en la compu, trate de estar de pie cuando pueda, llevase una bola de tenis y la está moviendo por debajo de escritorio. Hay un apoyo electrónico una aplicación que te avisa cada 30 minutos, que tome un recreo, en ese recreo aproveche para hacer sentadillas, estirar el cuello, los brazos hacer un par de flexiones en el piso o en la pared, o alguna actividad que puedas hacer, sin ser el raro de la oficina. La aplicación que uso se llama intervalo. Lo programa para tiempo de trabajo y tiempo de recreo. Yo lo tengo 30 minutos de trabajo, suena una alarma e inicia el recreo de 5 minutos. Con esta fórmula se logra más productividad. El problema es convencer al jefe de que esos 5 minutos que estás en actividad física va a mejorar su productividad.

Lo bueno de usar la aplicación es que la gente se compromete de una manera más clara por cumplir 10000 pasos diarios. Si son las 19 horas y me faltan 500 pasos, le doy la vuelta a la manzana.



Escrito por:

Guillermo Calvo Murillo

Entrenador y Educador Físico UCR

324 vistas

Derechos Reservados 2017 © Revista Exotic Sports