Existe una droga apetecida por miles de personas a diario, tú también la buscas sin saberlo. 

Quien no ha sentido una felicidad enorme después de realizar actividad física principalmente correr , la dosis diaria nos recarga de energía, y día tras día queremos repetir ese agotamiento físico y es que quien diga que correr provoca adicción esta en toda la razón.

Cuando se realiza una carrera de larga distancia ya sea una Ultra maraton, etapas, un maratón, asfalto o montaña, según estudios produce una sensación similar a la del cannabis. Resulta que las endofinas, estos neurotransmisores están altamente relacionados.

Son sustancia con propiedades de la morfina producida internamente por el organismo. Nace en la hipófisis y en el hipotálamo durante ejercicios vigorosos, excitación y orgasmo.

Es un neurotransmisor, al igual que la noradrenalina, la acetilcolina y la dopamina, y es utilizada por las neuronas en la comunicación del sistema nervioso.

Las endorfinas ejecutan un papel esencial en el equilibrio entre el tono vital y la depresión -además de aliviar el dolor y causar bienestar. Las endorfinas ponen al organismo entero en un estado de relajación y también regulan la fatiga. ¡Y causan adicción! Según especialistas, la irritabilidad común entre los atletas después de mucho tiempo sin ejercicios es síntoma de abstinencia de endorfina.

Pero porque estar sudorosos, agotados y hasta agitados nos hace sonreír y sentirnos tan bien y eufóricos, la respuesta está en el runner's high, un término utilizado para denominar el subidón con el que el cuerpo premia una buena dosis de trote. Los psicólogos A. Dietrich y W.F. McDaniel lo definen como una serie de cambios en el estado mental inducidos por el ejercicio de larga duración, con síntomas de analgesia, ansiólisis, sensación de bienestar. Es decir, paz y felicidad y cero dolor.

No se puede pedir más. Con razón es que lo amamos tanto... Nadie duda de que exista, pero los científicos llevan décadas debatiendo acerca de qué neurotransmisores explican esta relación, mientras se descubre sabemos que la droga más natural, saludable y feliz es amarrarse las tennis e ir a entrenar ya sea en la belleza de la montaña o la velocidad del asfalto. .

Las cosas cambiaron en 2008. Los investigadores de la Universidad de Múnich pusieron a correr a 10 atletas durante dos horas. No eran novatos: ocho de ellos habían completado al menos un maratón y todos ya tenían varios medios maratones en su lista. Para la prueba, cada uno hizo entre 16,8 y 26,2 kilómetros a una velocidad media de 11 km/h (un ritmo de 5'45"/km).

Mediante una tomografía PET se midieron los niveles de endorfinas cerebrales antes y después de la gesta. "Los niveles de euforia aumentaron sensiblemente después de correr", señalaron en su informe final. Como evidencia, mostraron imágenes de la actividad cerebral en las regiones asociadas a las emociones (las áreas prefrontal y límbica del cerebro). Quedaba demostrada la teoría, pero se abrían otros interrogantes.

Wendy Suzuki, actualmente una de las neurocientíficas más prestigiosas y especializada en la influencia del ejercicio físico en el cerebro, reconoce que aún no se sabe cuánto tenemos que correr para llegar a esa sensación. De hecho, no todo el mundo lo alcanza al mismo nivel. Puede que haya diferencias individuales relacionadas, por ejemplo, con la presencia en el cerebro de más o menos receptores de las sustancias que lo provocan. Tampoco hay unanimidad científica acerca de cuánto dura. Algunos autores no le dan más de 30 minutos; otros lo alargan hasta varias horas después de dejar de correr .

Ya sabes como el canabis pero totalmente legal y biológico. Tampoco se disparan con ejercicios muy intensos pero cortos. Hay que dedicar muchas zancadas y minutos. A partir de los 20 o 30 minutos de carrera, inicia el momento de la felicidad, puede alcanzar su pico máximo entre media y una hora después de cruzar la meta, y un 70 q 85% de cadencia máxima. Pero, según parece, la química dura poco.

Los endocannabinoides son lípidos con el tiempo una vez llegan al espacio intercelular y caen en las fauces de ciertas enzimas.

Bueno ahora ya sabes porque sientes tanta adicción al running y la maravillosa sensación de salud que nos da.

Revista Deportiva Exotic

203 vistas

Derechos Reservados 2017 © Revista Exotic Sports