28 días desaparecido el nadador argentino. 

Casi un mes después, y el nadador desaparecido en una travesía en Argentina aún sigue sin dar rastros. El pasado 11 de enero se realizaba la 37 edición de la prueba de natación Río Mar 2020 en Necochea, una ciudad ubicada al sur de la Provincia de Buenos Aires, sobre la costa del atlántico, en Argentina. Una prueba de 10 kilómetros que recorre 7 kilómetros sobre el Río Quequén y 3 sobre mar abierto. La Río Mar dice ser la única carrera de aguas abiertas en la que se atraviesa dos tipos de agua, dulce y salada. Más de 550 nadadores y nadadoras se dieron cita ese día para afrontar esta prueba donde el desgaste es extremo y, en particular, con una condiciones especialmente duras que hicieron que muchos nadadores tuvieran que abandonar con síntomas de hipotermia. Pero ese día, lamentablemente desaparicio un nadador de 43 años, Ezequiel Bermejo, en mar abierto, del que todavía no se sabe nada. Ese día la Clásica competencia se convirtió en una situación de vida o muerte por un mar turbulento y peligroso. Desde ese instante se armó un comité especial y comenzaron las tareas de rescate. “Cuando arrancaron, estaban todas las fuerzas: la Cruz Roja, Defensa Civil, Bomberos, la policía de Necochea. Ahora solo está Prefectura, el resto se fue retirando de a poco”, afirmaba un amigo y compañero de equipo de Ezequiel a TN.com.ar hermana: "Nunca vamos a saber la verdad" Para la hermana del nadador desaparecido, Soledad Bermejo, la búsqueda se está haciendo de forma desorganizada y no sigue un plan de acción concreto. “Yo entiendo que no están haciendo nada. La mayoría de las cosas que se hicieron fueron a patición de la familia”, aseguró. ¿Qué le pasó a Ezequiel Bermejo? Esa es la pregunta que su familia se hace una y otra vez y sobre la que -por ahora- no tienen ni un solo indicio. Soledad aseguró que las hipótesis que manejan son muchas: por un lado, Ezequiel pudo haberse golpeado con algo debido a que el mar estaba muy picado, pero no descartan que un cuadro de hipotermia lo haya inmovilizado o, tal vez, el nadador podría haber estado mucho más lejos de la llegada de lo que declaró su kayakista (quien acompaña a cada competidor). “Mi hermano adoraba nadar y era lo que quería hacer en su vida”, afirmaba la hermana de Ezequiel. Por eso, entiende a quienes comparten la misma pasión del nadador y cree que deberían unirse para exigir que los cuiden más en las carreras. Porque si acaso existiera un consuelo para la familia de Bermejo sería que esto no le vuelva a suceder a nadie. Aunque aún no se han iniciado las acciones legales contra ninguno de los responsables, Soledad piensa que nadie que haya participado en la organización de Rio-Mar 2020 debería volver a organizar un evento deportivo. “No son conscientes ni están capacitados”, afirmó. Fuente planeta triatlon Revista Deportiva Exotic

Te puede interesar

Taller y Charla práctica Técnicas de carrera y respiración

29 vistas

Derechos Reservados 2017 © Revista Exotic Sports