100 kilómetros diarios durante 100 días continuos... La bici ha salvado su vida




Son muchos quienes en esta pandemia se han dedicado hacer locuras deportivas. Algunos se han dedicado a rodar muchos kilómetros y otros, en particular, se han dedicado a pedalear 100 kilómetros todos los días durante 100 días.

Bueno que si estas preparando un evento de resistencia de 4800 kms no es mala idea para estar entretenido...

Y esto era lo que hace unos meses, Russell Kelsey preparaba, la Race Across America, la prueba ciclista de resistencia de 4.800 kilómetros programado para mediados de junio.

Sin embargo, la llegada inesperada de la pandemia de coronavirus hizo que la carerra, como tantas, fuera cancelada. Además, Kelsey también se encontró sin trabajo como fisioterapeuta y encerrado en casa.


Sin embargo, cuando se le ocurrió la idea de correr 100 kilómetros en 100 días a mediados de marzo, la Race Across America aún no se había cancelado, por lo que era una buena idea para seguir entrenando con un objetivo en la cabeza y evitar así el aburrimiento de estar encerrado en casa todo el día.


Kelsey es un ciudadano británico que vive en Dulwich, Londres. Ha estado montando durante todo este tiempo dentro de su casa y también ha participado en algún evento para recaudar fondos a favor del servicio de sanidad británico. Concretamente estuvo pedaleando más de 11 horas seguidas y ayudó a reunir un total de 231.000 libras esterlinas gracias al esfuerzo de otros muchos participantes.



Después de tantas horas encima de la bici uno de los problemas más serios han sido las llagas provocadas por el sillín por no hablar de los agotadores y monótonos kilómetros en el interior, así como los malabarismos para encajar las sesiones y conseguir los 100 kilómetros diarios.

Por lo general, se levanta temprano "para terminar", su centenar de kilómetros diario que le lleva terminar entre dos horas y media y cuatro horas "dependiendo de la ruta de Zwift y de lo que me esfuerce".

Foto: Russell Kelsey


Anda en bicicleta hace solo 5 años, pero le salvó la vida.


Hacer más de 10.000 kilómetros en tres meses es un buen objetivo para alguien que comenzó a andar en bicicleta hace sólo cinco años. Sin embargo, solo dos meses después de empezar a montar descubrió cómo la bicicleta le había salvado la vida.


"En 2015 estaba de vacaciones con mi hija cuando me desplomé al suelo, tuve un feocromocitoma, un tumor suprarrenal que puede estar creciendo dentro de ti sin que lo sepas y que se disparará cuando es demasiado grande," explica Kelsey.



"Libera grandes cantidades de adrenalina en tu cuerpo, a menudo llevando a la muerte por hemorragia coronaria o cerebral. Cuando me desplomé, mi ritmo cardíaco en reposo era de 160 y mi presión arterial era de 150/120.

"Sobreviví porque tenía un historial deportivo razonable y acababa de empezar a andar en bicicleta dos meses antes. Me había unido a uno de los desafíos de Strava y lo completé en las semanas anteriores al colapso.


El ciclismo había estresado mi cuerpo para señalar que el tumor podía ser detectado y también significaba que era lo suficientemente fuerte para sobrevivir a la liberación de adrenalina en mi sistema".

Kelsey se considera afortunado de estar vivo, y el ciclismo sigue ayudándolo hasta hoy, media década después de que lo salvara.


"Todavía tengo un 10% de posibilidades de que el tumor pueda volver, tuve suerte de que el primero fuera extirpado quirúrgicamente, pero significó seis meses de baja laboral. Soy muy afortunado de estar vivo, el 90% de los feocromocitomas se diagnostican después de la muerte. El ciclismo me salvó y es donde ahora busco consuelo y serenidad, me ayuda a calmarme mucho, algo que después de 10 años de vida llena de adrenalina es muy necesario".

Planeta Triatlón


Definitivamente el deporte salva vidas y las llena de verdadera localidad


20 vistas

Derechos Reservados 2017 © Revista Exotic Sports